Costarricense sacó ventaja del trópico y creó su empresa

Karla Solano es ingeniera agroindustrial y sacó ventaja del trópico para crear microempresa de cosméticos naturales y productos para hoteles biodegradables.

Costarricense sacó ventaja del trópico húmedo y creó  su empresa, la cual está ubicada en Puerto Viejo y desde su laboratorio distribuye los productos a todo el país. Kiö nace en un proyecto de investigación en aceites esenciales desde el Instituto Tecnológico de Costa Rica, mientras esta ingeniera cursaba su carrera profesional.

Los primeros pasos de la empresa se dieron en una feria de emprendimientos  y aun ahora participa en ferias de algunas instituciones estatales que apoyan a las microempresarias. Los ingredientes de los cosméticos naturales son 100% naturales como el cacao, del cual se utiliza su manteca y su licor, la cera de abejas, aceite de semilla de uva, de oliva y aceites esenciales.

Agradecemos a Soledad Montero del  periódico La República por su reportaje

La industria del lavado del cabello.

Al momento de entrar en la ducha y lavarnos el cabello con nuestro champú favorito, no tenemos idea de cuánto ha evolucionado la industria del lavado del cabello desde el siglo anterior,  cuando en 1930 apareció el primer champú como lo conocemos en la actualidad.

Pero la industria del lavado del cabello no se generó de “cero”. Si nos diéramos un viaje en el tiempo, nos daríamos cuenta que la simple ceniza luego de una fogata o directamente del fogón era la solución para mantener el cabello limpio y por tanto el inicio de esta industria, la cual se ha diversificado tanto que hasta champú para las mascotas se puede encontrar en el supermercado.

Y es que el champú tiene la función de eliminar el sebo no deseado del cabello, el cual acumula suciedades, caspa y residuos de cualquier producto que se utilice para moldear el mismo. Lamentablemente los surfactantes o ceniza (detergentes) suelen ser muy efectivos eliminando el sebo en su totalidad y por esta razón la industria cosmética hecha mano de reengrasantes como la Cocamida DEA deriva del aceite de coco, el cual, como muchos aceites vegetales, es rico en ácidos grasos. Ver nuestro catálogo online.